El segundo representante de los Siluriformes en aguas españolas e introducido “por causas desconocidas” en los 70 en la cuenca del Ebro, lugar donde se ha aclimatado perfectamente alcanzando tamaños descomunales, carroñero como la mayoría de su familia es capaz de comer unos 3  Kg. de peces al día con lo cual imaginaros en los estragos que causa cuando se le introduce en un ecosistema donde no conocen a ningún pez depredador.
Especie que representa todas las características de los peces gato, el cuerpo del Siluro es estilizado de color gris o marrón claro dependiendo del hábitat en el que se mueva el pez, posee una boca grande y fuerte signo de la familia de estos peces, su piel es suave y su nadar vigoroso por eso debemos de emplear aparejos y equipos muy fuertes y tentarlos especialmente con pez vivo o muerto a fondo y grandes cucharillas o vinilos si practicamos el lance.

 

Volver