Existen 2 especies presentes en nuestras aguas pertenecientes a la familia de los Siluriformes, siendo quizá el menos representativo en cuanto a importancia ya que el Siluro aunque solo sea por su tamaño le supera.
La mayor parte de los peces gatos son carroñeros nocturnos y viven cerca del fondo en aguas poco profundas.
El nombre pez gato se deriva de los tentáculos, o barbillas, que se extienden a cada lado de la mandíbula superior y, en algunas especies, también de la mandíbula inferior, semejantes a los bigotes de un gato. Las aletas dorsales y pectorales están provistas a menudo de espinas puntiagudas, algunas veces venenosas, que se utilizan como defensa y que pueden ocasionar heridas graves.
Aquí en España están cada día mas presentes en los cursos de los ríos, una de las causas que hacen posible esto es la defensa que le suponen las espinas de sus aletas y otra su prolífica forma de procrearse.
Escaso es su interés en cuanto a la pesca y en cambio si es importante debido al descaste que lleva a cabo sistemáticamente comiendo casi cualquier cosa que viva en el rio sobre todo las huevas de las especies que pueblan el curso del rió. Algunas personas los pescan por su posible valor gastronomito, para ello emplearemos, allí donde estén presentes, lombrices, masillas o maíz.

 

Volver