Pez de pequeño tamaño no sobrepasando en ningún caso los 15 cm, el Gobio presenta una cabeza grande y cuerpo estrecho en su parte posterior así como una boca también grande con barbillones que le sirven para remover pequeños guijarros y buscar su alimento, su cuerpo está lleno de manchas a modo de camuflaje lo que hace que sea muy difícil observarlo aun con aguas muy claras.
Le gusta situarse al final de las corrientes donde toma todo aquello que baje por el agua y se va depositando en estos lugares, su dieta es sumamente variada alimentándose de larvas, pequeños moluscos, dada su afición por escarbar el fondo observar lugares donde el agua realice este trabajo, será un buen lugar para su pesca, la cual se realizará ni que decir tiene con equipos sumamente ligeros, con gusano blanco y pequeñas bolitas de masilla dulzona como cebo.

 

Volver