La Carpa :

Se puede decir que es la reina de los ciprínidos, su cuerpo es oblongo y robusto y posee una cabeza en forma cónica provista de una boca con grandes labios, a mitad del lomo, de forma redondeada, nace una de las dos poderosas aletas con las que este pez se defiende de sus enemigos, el primero de sus radios es duro y dentado, aleta con la que deberemos tener especial cuidado si no queremos llevarnos un corte muy doloroso.

Todo en la carpa expira poderío como su cola, que en muchas ocasiones emplea para remover guijarros ya sea para levantar la comida o depositar sus huevas y además le imprime una poderosa aceleración cuando se ve atrapada, aquí es donde deberemos aguantar ese primer envite para llegar con éxito a su captura.

Gusta de vivir en aguas paradas o con corriente moderada y fondos de arena y cieno en donde busca su comida, por esa razón cuando visitemos un río en que sepamos su existencia deberemos tentarla en los remansos y pozos profundos.

Es un pez muy educado pues come casi de todo y en algunos lugares llegan a acostumbrarse a comidas que otras carpas desecharían, pero ahí reside el éxito de supervivencia de la Carpa que incluso llega a vivir en aguas con un pobre contenido en oxigeno. Volviendo a su comida, le gustan tanto las larvas como los alimentos harinosos y cereales de este modo deberemos tentarla principalmente con lombrices y gusanos, masillas, patata, trigo, maíz, habas, etc.

¿ Como se pesca ?

Siempre lo haremos con el cebo tocando el fondo y manteniendo quieto este ya que no gusta de comer a la pasada, los materiales que emplearemos ya sea al cup o a cualquier otra modalidad deberán presentar mas robustez que en otras especies ya que en su huida gusta de enredar con cualquier objeto que encuentre en su camino, para lo cual deberemos ejercer una fuerza que otros aparejos ligeros no aguantarían.

 

Volver