LA BOGA:

La Boga es un pez que esta presente en el 90 % de nuestros cursos de agua, principalmente embalses, su cuerpo es estilizado y de color plateado a excepción del lomo que presenta, según las aguas donde viva, una coloración negruzca que contrasta con sus aletas de color claro. Su cabeza  es alargada, grandes ojos y una boca muy particular, ya que el labio de arriba se cierra sobre el de abajo desplegándolo como una cortina, rara vez sobrepasa los 250 gramos de peso ( que ya es un buen ejemplar ), pero el que escribe estas líneas puede constatar que ha tenido en su mano una boga que dio 750 gramos en el peso y que fue pescada en la entrada del río Ibor en el embalse de Valdecañas.

Una vez pasado el invierno y cuando los ríos empiezan a bajar con caudal las bogas se aprestan a subir por cualquier curso de agua que abastezca al embalse donde viva para realizar el desove. Es un pez especialmente sensible a la climatología y en cuanto las aguas varían un poco de temperatura o hay un cambio brusco en el tiempo es capaz de retroceder todo su camino andado en el río y bajar a refugiarse de nuevo al embalse. Cuando el tiempo es benigno y duradero la boga después del desove le gusta quedarse en las inmediaciones de la desembocadura del río en el embalse e incluso algunas aguantan en los ríos hasta el final del verano, pero eso si el agua debe mantener una calidad bastante buena, en cuanto el descenso de las aguas es preocupante regresa al lugar de donde partió.

Sus hábitos alimenticios se basan en larvas e insectos, aunque en algunas zonas estas han debido de acostumbrarse a otro tipo de alimentación como los harinosos.

¿ Como se pesca ?

Siempre deberemos hacerlo con aparejos muy ligeros sobre todo si la tentamos en aguas paradas, aunque no es muy dada a comer si la comida esta parada totalmente, en este caso se vuelve recelosa y es un verdadero reto su captura, principalmente trataremos de engañarla con pequeños trozos de lombrices, ya que en muchos casos el asticot o gusano blanco esta prohibido, para esta eventualidad nos solemos servir de masillas o pan francés, al que en muchos lugares se encuentra habituada, pero si lo queremos intentar en ríos de montaña o trucheros lo mejor es hacerlo con cebo de río ( si esta permitido ) o mosca artificial. En cuanto a la altura a la que tentarla no existe una regla matemática ya que al moverse en cardúmenes muy numerosos unas veces estarán comiendo abajo, otras a medias aguas e incluso en superficie, sobre todo si hay eclosión de insectos.

Volver